Chihuahua

La naturaleza resumida en un estado

La geografía chihuahuense es una de las más complejas de la República Mexicana. Gracias a su extensión, los paisajes cambian radicalmente de un enorme sistema serrano a llanuras y desiertos. Estas características hacen que una de las maravillas naturales más impresionantes de México se encuentre en plena Sierra Tarahumara: el sistema de las Barrancas del Cobre, el cual a su vez resguarda otro espectáculo sin igual, la Cascada de Basaseáchic.

Otro de los atractivos del estado es, sin duda, su variedad arqueológica, que narra el paso de las culturas Mogollón y Anasazi, cuyos asentamientos poco comunes se dieron en el norte, en sitios escondidos en la vastedad del desierto y las paredes más remotas de la sierra. Ejemplo de ello son las zonas arqueológicas de Paquimé (declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1998), Cuarenta Casas, Madera y Cueva Grande, así como el Museo de las Culturas del Norte.

De tradición minera y maderera, este territorio condensa la identidad del norte del país, y aloja pueblos tan diversos como los Tarahumaras o Rarámuris, Tepehuanes, Conchos, Guarijíos y Tobosos, grupos étnicos que comparten el territorio con colonias de Menonitas. Dicha convivencia otorga variedad a la cultura norteña, representada por la tradición de pueblos como Creel.

Contáctenos

¿Necesita más información? Déjenos un mensaje y nos pondremos en contacto con usted tan pronto como sea posible.

Not readable? Change text. captcha txt